Ir al contenido principal

Cómo limpiar mi difusor de aceites esenciales - Consejos

¡Hola!

Me encanta poner un rato cada día el difusor con los aceites que en ese momento necesite, aumentar las defensas, relajarme, conciliar el sueño o simplemente conseguir una ambiente cálido y cómodo en casa. Pero tan importante es tener un buen difusor para poder sacarle el máximo partido a los aceites esenciales como después su buen mantenimiento. Hoy os voy a enseñar como limpio yo mi difusor y de este modo nos dure el máximo tiempo posible.

Como ya sabéis, el aceite y el agua se repelen, y por tanto, por si sola no es la mejor opción para limpiarlo porque siempre nos quedarán restos de aceite. Teniendo en cuenta que intento poner la cantidad de agua necesaria para una difusión, es decir, intentar que el agua se termine cada día para no tenerla estancada en el difusor. Como siempre lo tengo sin agua evito acumulación de cal, aceite, la proliferación de bacterias y malos olores, y a la hora de limpiarlo siempre me es mas sencillo.

Primero de todo desenchufo de la corriente el difusor y me lo llevo al baño. Principalmente uso alcohol de 96 para desinfectarlo y desprender los posibles restos de aceite que hayan quedado adheridos a las paredes o en la placa del difusor. Añado una cantidad de alcohol suficiente para limpiar bien el difusor y con un paño limpio lo froto con cuidado por el interior y por las paredes. Después con un bastoncillo de algodón limpio con mucho cuidado el chip del difusor.

 https://es.wikihow.com/limpiar-un-difusor-de-aceites-esenciales
https://es.wikihow.com/limpiar-un-difusor-de-aceites-esenciales

El alcohol se evaporará sin dejar restos, además desinfectará efectivamente el difusor y no lo dañará. También desinfecto con alcohol la tapa que cubre el agua y por donde sale el vapor. No uso jabones que pueden estropearlo o quedarse sustancias tóxicas que después inhalaremos cuando lo pongamos en funcionamiento.

Lo ideal es no dejar nunca el agua estancada en el difusor y limpiarlo como mínimo una vez a la semana, que es lo que hago yo. Siempre teniendo en cuenta que debemos hacerlo con mucha delicadeza y cuidado para que no entre alcohol en los circuitos y lo averien.

Haciendo un correcto mantenimiento de tu difusor puedes disfrutar de él muchos años sin tener que reemplazarlo. Desinfectarlo es básico para evitar diseminar bacterias en el ambiente que provocarán el efecto contrario el que estamos buscando.

En la imagen tenéis enlazada una explicación muy visual de como hacerlo y además de otras alternativas posibles pero que yo no pongo en práctica porque no lo necesito.

¡Besitos!

.

Comentarios